Revestimiento endometrial delgado: causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Este artículo proporciona una visión de las causas, síntomas, pruebas de diagnóstico y las opciones de tratamiento para el revestimiento endometrial delgado, una condición que afecta a muchas mujeres en todo el mundo.


¿Qué es el revestimiento endometrial delgado?

Como sabemos, el útero es el órgano que alberga al embrión durante su formación y desarrollo. Está formado por tres capas, la capa más interna, la media y la capa externa. Específicamente la membrana interna se denomina endometrio, la cual se extiende junto a su capa muscular llamada miometrio.

A su vez el endometrio tiene dos capas, una capa basal que está adherida al miometrio y una capa funcional que se somete a diferentes fases durante un ciclo menstrual. Contiene una serie de glándulas (estructuras secretoras) y está destinado para permitir la implantación del óvulo fecundado en la pared del útero.

ginecologiaEste revestimiento está bajo el control de la hormona estrógeno y transita por diferentes fases en un ciclo menstrual. Por ejemplo durante la fase proliferativa el endometrio se espesa, los vasos sanguíneos y la actividad glandular aumentan, todo esto bajo la influencia del estrógeno. Cuando el nivel de estrógenos cae, esta proliferación se detiene y se produce la fase de desprendimiento endometrial, que lleva a la hemorragia menstrual.

Ahora bien, centrándonos en el tema que nos ocupa, el espesor medio del endometrio es de 8 mm, valor que aumenta aún más en el embarazo. Tener menos de 8 mm de grosor endometrial se considera inadecuado. Durante el embarazo, se requiere al menos 9 mm de espesor para soportar la implantación adecuada del feto. Pero este grosor no sólo juega un papel vital en la implantación, también soporta al bebé en crecimiento durante las últimas etapas del embarazo. Cuando este revestimiento se vuelve más fino, es imposible que el óvulo fecundado se implante en la pared uterina, dando lugar a un estado de infertilidad.

Las causas de un revestimiento endometrial delgado

El adelgazamiento de las paredes del endometrio es un problema grave desde el punto de vista ginecológico. Ciertas causas se describen a continuación.

Bajos niveles de estrógeno. Los cambios en el ciclo menstrual dependen principalmente de los niveles de estrógeno, los cuales tienen un impacto directo en el engrosamiento del revestimiento endometrial. Por ejemplo en las mujeres perimenopáusicas y en las que ya han pasado la menopausia, se observan niveles de estrógeno inadecuados. De ahí que tengan menos o ninguna posibilidad de concebir un bebé. En las mujeres jóvenes con niveles bajos de estrógeno también se observa un revestimiento endometrial delgado y la ausencia de períodos menstruales.

Flujo inadecuado de sangre. Existen varias razones para el suministro insuficiente de sangre hacia el revestimiento endometrial.

  • Estilo de vida sedentario: las mujeres que permanecen sentadas todo el día o que trabajan detrás de un escritorio pueden tener un flujo sanguíneo inadecuado hacia el área endometrial. Esto provoca la contracción de dicho revestimiento.
  • Mala posición del útero: la posición normal del útero es inclinado hacia delante. Algunas mujeres tienen el útero doblada hacia atrás o hacia un lado, lo que provoca una menor irrigación sanguínea en la zona.
  • Los fibromas de útero: estos son tumores no cancerosos en el útero que comprimen los vasos sanguíneos responsables de irrigar el revestimiento endometrial. Como resultado, el endometrio no recibe suficiente sangre para engrosarse. En los tumores avanzados tiene lugar la calcificación, lo que hace difícil y compromete aún más el flujo de sangre al endometrio.
  • Embolización del fibroma uterino: en ocasiones se corta el suministro de sangre de los fibromas para reducir su tamaño, pero este procedimiento puede bloquear el suministro de sangre hacia diversas partes del endometrio uterino y provocar su adelgazamiento.
  • Constricción arterial del útero: los altos niveles de estrés provocan la estimulación del sistema nervioso simpático, que posteriormente causa la constricción arterial y por tanto, la diminución del riego sanguíneo en el endometrio.

La mala salud del tejido endometrial. Cualquier lesión, cirugía, traumatismo o infección pueden causar daños en el revestimiento endometrial.

  • Las infecciones y la enfermedad pélvica inflamatoria: una infección bacteriana crónica, las enfermedades de transmisión sexual y las enfermedades inflamatorias en la pelvis pueden causar inflamación constante y la cicatrización de la mucosa endometrial. En consecuencia no puede proliferar y sus funciones se ven comprometidas. Cualquier enfermedad en la pelvis aumenta el riego de adelgazamiento en el endometrio uterino.
  • La dilatación y curetaje: este es un procedimiento en el que se elimina la capa funcional del endometrio, especialmente en casos de aborto involuntario. Si la capa basal del endometrio resulta dañada, no puede crecer nuevamente.
  • El tejido cicatricial y los daños por adhesión: los daños y las cicatrices en el endometrio también se observan en presencia de condiciones como la enfermedad pélvica inflamatoria, la tuberculosis genital, una cirugía en los órganos reproductores, una laparoscopia, una cesárea y un aborto inducido.

El uso de las píldoras anticonceptivas a largo plazo. Las mujeres que toman anticonceptivos orales por un período de tiempo muy largo tienen mayores posibilidades de desarrollar adelgazamiento endometrial, entre otros trastornos relacionados. Con el tiempo, esto provoca la contracción del endometrio. Las píldoras anticonceptivas orales no son más que una combinación de estrógeno y progesterona, su uso excesivo altera el equilibrio normal de las hormonas y afecta el funcionamiento normal del sistema reproductivo. Esto se observa con mayor frecuencia después de la retirada de las píldoras anticonceptivas.

El uso excesivo de Clomid. Clomid es un medicamento que estimula la ovulación, muy utilizado en mujeres que desean concebir un bebé. Se ha encontrado que puede causar adelgazamiento en las paredes del endometrio, ya que es un antiestrógeno, es decir, su actividad se opone a la función natural del estrógeno. El uso repetido de Clomid y el bloqueo de los estrógenos pueden impedir que el endometrio prolifere con normalidad.

Los signos y síntomas del revestimiento endometrial delgado

No hay signos y síntomas específicos relacionados con el revestimiento endometrial delgado, pero las mujeres que presentan este trastorno generalmente experimentan:

Problemas de infertilidad: Como se ha mencionado antes tener un endometrio de tamaño normal y saludable es fundamental para la implantación y el crecimiento del feto. Si este revestimiento es demasiado delgado, nada de esto ocurre con normalidad. Las mujeres con revestimiento endometrial delgado no suelen quedar embarazadas hasta que su problema se resuelve.

Ciclos menstruales anormales: Las mujeres con revestimiento endometrial delgado por lo general se quejan de tener un ciclo menstrual anormal, por ejemplo una menstruación muy ligera, con menos sangrado de lo habitual.

Menstruación acompañada de dolor: Algunas mujeres con revestimiento endometrial fino se quejan de tener una menstruación muy dolorosa.

Menstruaciones irregulares: Las fechas habituales se ven perturbadas, es decir, la menstruación se vuelve muy irregular.

Sangrado menstrual escaso: El sangrado menstrual puede tener una duración más corta de lo habitual. Esto se debe a que el contenido endometrial es muy delgado, tiene menos vasos sanguíneos y en consecuencia, tarda menos tiempo para ser expulsado.

Los factores de riesgo para tener un revestimiento endometrial delgado

Los siguientes son algunos factores que aumentan el riesgo de adelgazamiento en las paredes del endometrio:

  • La diabetes mellitus. Esta enfermedad hace que los órganos reproductivos obtengan una cantidad inadecuada de glucosa en la sangre. Como resultado la pared uterina se debilita y el revestimiento endometrial disminuye su tamaño.
  • La hipertensión. Impide el flujo de sangre hacia el útero, aumentando así el riesgo de revestimiento endometrial delgado.
  • El asma. Causa una baja tensión de oxígeno en los órganos reproductivos, de modo que se debilitan y el revestimiento endometrial comienza a reducir su tamaño.
  • La epilepsia. Las convulsiones alteran los niveles de hormonas, perturban las señales procedentes del cerebro y aumentan el riesgo de desarrollar revestimiento endometrial delgado.
  • La depresión, la ansiedad y otras enfermedades mentales. Estas condiciones aumentan los niveles de estrés, alteran el equilibrio hormonal y causan bajos niveles de estrógeno en el cuerpo. Todo esto puede afectar el grosor normal del endometrio.
  • El abuso del alcohol y el hábito de fumar. Estas actividades dañan la pared uterina, como resultado el revestimiento endometrial se contrae y aumentan las posibilidades de infertilidad.
  • La inmovilización o discapacidad severa causadas por lesiones, traumatismos o un accidente cerebrovascular también son factores de riesgo para la atrofia (contracción) de las células del endometrio.
  • Cirugía pélvica anterior. Esto puede debilitar el tejido uterino, de modo que no es capaz de mantener las células endometriales con firmeza. Aquí las posibilidades de implantación se reducen considerablemente.
  • Antecedentes de aborto. Este es un factor muy importante, ya que indica un alto riesgo de revestimiento endometrial delgado e incapacidad de mantener un óvulo fertilizado.
  • El uso de los anticonceptivos orales a largo plazo. Esto reduce los niveles de estrógeno en el cuerpo y disminuye el grosor del revestimiento endometrial.
  • Las infecciones pélvicas. Producen cambios drásticos en el endometrio y dañan las células uterinas, de forma que son incapaces de realizar su función normal durante la fertilización y el embarazo.
  • Tumores uterinos. Estos suprimen la nutrición y el suministro de sangre hacia el revestimiento endometrial, aumentando las posibilidades de sufrir una disminución en su grosor.

¿Cómo se diagnostica el revestimiento endometrial delgado?

En el diagnóstico del revestimiento endometrial delgado, el objetivo principal es medir el grosor y encontrar la causa de tal disminución. Existen varias pruebas que ayudan a determinar la causa, por ejemplo:

Examen pélvico. En este procedimiento, el médico palpa la parte externa de los órganos genitales para observar cualquier anomalía. Luego examina el cuello uterino y el útero con ayuda de los dedos y un espéculo.

diagnosticoUltrasonido transvaginal. Es el procedimiento principal utilizado para medir el grosor endometrial y comprobar la textura del útero.

Histeroscopia. Es un procedimiento que se utiliza para confirmar la sospecha de cualquier pólipo o tumor en la cavidad uterina que podría estar afectando el suministro de sangre hacia el endometrio.

Legrado. En este procedimiento se extraen muestras de células endometriales para examinarlas bajo microscopio. Con su ayuda se pueden detectar pólipos, células atípicas o células inflamatorias.

Biopsia. Consiste en la extirpación de tejido de la pared uterina para enviarlo a un laboratorio. Por lo general se realiza para detectar células cancerosas en el útero que afectan el suministro vascular hacia el endometrio.

Las opciones de tratamiento para el revestimiento endometrial delgado

Para aumentar el grosor del revestimiento endometrial se pueden aplicar cambios en el estilo de vida, usar medicamentos y remedios a base de hierbas. En algunos casos es necesaria la cirugía.

Los métodos más utilizados para aumentar el grosor del revestimiento endometrial incluyen:

La terapia con estrógenos. Como se ha mencionado antes, la disminución de los estrógenos es la causa más importante del revestimiento endometrial fino. Por tanto aumentar el nivel de estrógenos resuelve el problema en la mayoría de los casos. El estrógeno se puede administrar por vía oral o aplicarse de forma tópica en la vagina. Este método funciona al estimular la división de las células del revestimiento endometrial.

La terapia indirecta de estrógenos. En esta terapia se administran gonadotropinas menopáusicas humanas (hMG) para estimular a la glándula pituitaria y la liberación de hormonas gonadotropinas. Esto provoca la liberación de estrógenos por parte de los órganos reproductivos. Es un método popular para aumentar el espesor del revestimiento endometrial y es muy útil para aquellas mujeres que están tratando de concebir un bebé.

La estimulación eléctrica. El método consiste en aplicar estimulación eléctrica en la parte inferior del abdomen o en las piernas para aumentar el flujo de sangre hacia el útero y otros órganos reproductivos. Como resultado, las células del endometrio proliferan y aumentan su espesor. Este método es muy eficaz en aquellas mujeres que tienen revestimiento endometrial delgado por el uso excesivo de Clomid y pastillas anticonceptivas.

La acupuntura. Algunos estudios clínicos han demostrado que la terapia de acupuntura puede mejorar el suministro de sangre hacia el útero y por tanto, puede aumentar el espesor del revestimiento endometrial.

Ejercicios para el revestimiento endometrial fino

Realizar movimientos con el abdomen, las piernas, las caderas y las articulaciones es necesario para mejorar la circulación en los órganos genitales. El ejercicio ayuda de dos maneras.

En primer lugar, el ejercicio regular mejora el suministro de sangre hacia los órganos reproductivos.

En segundo lugar, reduce la cantidad de hormonas de estrés responsables de la disminución en el flujo  sanguíneo hacia el endometrio y su revestimiento delgado. El ejercicio es esencial para mantener la arteria uterina abierta, lo cual es igualmente importante para el suministro de sangre en esta zona.

Por otro lado, permanecer sentada todo el día puede comprimir los órganos reproductores. El yoga para la fertilidad es una herramienta muy útil cuando se necesita engrosar aún más el revestimiento endometrial. No importa cuál es la causa detrás del adelgazamiento, esta técnica no sólo mejora la circulación de la sangre, también hace que la capa muscular sea más fuerte y brinde mejor soporte para la implantación.

Remedios naturales para el revestimiento endometrial fino

Los suplementos y las hierbas son útiles para proteger al útero y endometrio de los efectos dañinos, así como proporcionan nutrientes importantes para engrosar el revestimiento endometrial.

Hierbas y suplementos que fomentan los niveles saludables de estrógeno

  • El trébol rojo es una fuente importante de fitoestrógenos (estrógenos de origen vegetal). Ayuda a aumentar la circulación del cuerpo, proporciona vitaminas y minerales esenciales para mantener el útero sano. También ayuda en la desintoxicación de contaminantes procedentes del cuerpo y por tanto es muy útil para mejorar la función del riñón y del hígado. Su uso ayuda a tener las paredes del endometrio sanas y gruesas, además de favorecer la fertilidad.
  • Asparagus racemosus también conocida como shatavari, es una hierba famosa por su capacidad de mantener los niveles de estrógeno normales en el cuerpo. Contiene saponinas esteroides que mejoran el sistema inmunológico y disminuyen significativamente la cantidad de hormonas de estrés. También protege el cuerpo de los desequilibrios hormonales gracias a su contenido de fitoestrógenos (estrógenos derivados de fuentes vegetales). Como resultado, el grosor del endometrio se incrementa y el útero se protege del daño tisular o cicatrización.
  • La jalea real es famosa porque tiene efectos similares al estrógeno en el cuerpo. Las mujeres que tienen niveles insuficientes de estrógeno pueden tomar este remedio. Varios estudios han demostrado que también aumenta el tamaño de las células uterinas, por tanto fomenta el engrosamiento natural del endometrio.
  • La raíz de maca controla los niveles adecuados de estrógeno en el cuerpo, ayuda a mejorar las condiciones del útero, el endometrio y por tanto incrementa las posibilidades de ovulación y concepción.
  • Las semillas de la planta de lino contienen lignanos. Los lignanos son fitoestrógenos fuertes y su función básica es eliminar el exceso de estrógeno del cuerpo, ya que eso es tan perjudicial para el endometrio como la insuficiencia de estrógenos.
  • La raíz de ñame silvestre mantiene el buen funcionamiento del útero mediante el equilibrio adecuado en los niveles de estrógeno.

Hierbas y suplementos que favorecen a la sangre

Las mujeres necesitan la cantidad adecuada de hierro en su cuerpo para tener una mejor circulación. Los suplementos que aumentan la absorción del hierro también son esenciales para mantener el grosor endometrial apropiado.

  • La raíz de Dong Quai se recomienda para aquellas mujeres que sufren de anemia por deficiencia de hierro.
  • Las hojas de ortiga son ricas en hierro y vitamina C, componentes esenciales para nutrir la sangre. Como se ha dicho antes, un aumento en el flujo sanguíneo mantiene al endometrio sano y fértil.
  • La hoja de frambuesa apoya la buena salud general del útero, ya que es rica en carotenoides (compuestos anti-oxidantes), vitaminas, ácido cítrico, hierro, calcio, fósforo, entre otros. Es por eso que se considera un tónico natural para el útero.
  • La flor del hibisco es muy útil en la nutrición del revestimiento endometrial porque es rica en vitamina C, lo que ayuda en la absorción del hierro.
  • Los escaramujos protegen el sistema nervioso y el equilibrio hormonal del cuerpo. Contiene nutrientes esenciales y vitamina C, lo cual favorece la absorción del hierro.

Hierbas y suplementos que aumentan la circulación de la sangre en el endometrio

  • Se ha demostrado que la vitamina E y la L-arginina son muy útiles para aumentar el espesor del endometrio en mujeres con un espesor menor de 8 mm. Se comprobó que sus efectos aumentan el crecimiento epitelial glandular y el suministro vascular hacia el tejido. Estos suplementos básicamente aumentan el flujo sanguíneo de la arteria uterina.
  • La raíz de Dong Quai es rica en hierro, por eso es útil en la formación de la sangre y favorece el aumento del flujo sanguíneo hacia el útero.
  • La terapia enzimática de la fertilidad es muy útil para estimular al sistema circulatorio. Las enzimas proteolíticas aumentan la flexibilidad de los glóbulos rojos, inhiben la agregación de las plaquetas y previenen la coagulación anormal de la sangre. Esta terapia también actúa como un limpiador para los tejidos y estimula la formación de nuevos tejidos sanos, eliminando la sangre estancada y las toxinas. Al llegar la sangre oxigenada al útero, las células del endometrio se benefician y en consecuencia aumenta la fertilidad.

Las hierbas que fortalecen el útero

Tener una capa endometrial delgada indica un mal funcionamiento del útero. El uso de las siguientes hierbas puede ser útil para fortalecer los músculos uterinos y aumentar el espesor del endometrio.

  • El aceite de onagra tiene un efecto directo sobre las células uterinas, ya que es rico en L-Arginina. Actúa como un tónico natural, aumentando la relajación y contracción de los músculos lisos del útero. Esto incrementa la capacidad de división celular en las células del endometrio.
  • La motherwort (Leonurus cardiaca), especialmente sus partes aéreas, favorece el buen funcionamiento del útero. Sus efectos estimulan una mayor suavidad en el útero y por tanto, un mayor espesor en el endometrio.
  • El trébol rojo es rico en vitaminas y minerales. Por ejemplo el calcio y el magnesio ayudan en la contracción y relajación de los músculos del útero.
  • La hoja de frambuesa es una de las mejores hierbas para la buena salud del útero y el endometrio. Ayuda a mantener estas áreas sanas, bien nutridas y tonificadas.
  • La raíz de Dong Quai ayuda a regular el control hormonal. Es buena para mantener la sincronización del ciclo menstrual.

Las terapias físicas para el revestimiento endometrial delgado

Las siguientes terapias físicas son muy útiles en la estimulación de las células del endometrio. Con su ayuda los músculos uterinos se vuelven fuertes y sanos, mejora el equilibrio hormonal, aumenta la circulación de la sangre hacia los órganos reproductivos y se reducen los problemas de infertilidad.

Auto-masaje de la fertilidad. Esto es necesario para la buena salud de útero. Los músculos del útero se debilitan si el revestimiento del endometrio es delgado. El masaje externo sirve para estimular toda la zona, mejorar la circulación, fortalecer los músculos uterinos, aumentar el espesor del endometrio, desintoxicar los órganos reproductivos y mejorar la función apropiada de retroalimentación hormonal.

Parches de aceite de ricino. Esta terapia es muy útil para la estimulación del sistema circulatorio, del suministro linfático y la función hepática. Cuando se aplica el aceite de ricino, los tejidos circundantes se fortalecen y si hay daño, se cura rápidamente. Es por eso que a menudo se utiliza en la descomposición y eliminación de tejido cicatricial, en la desintoxicación de los órganos reproductivos y en la promoción del flujo sanguíneo hacia el útero. Con esta terapia también se puede obtener un aumento de espesor endometrial.

La acupuntura y la moxibustión. La acupuntura es un método tradicional chino en el que la tensión se libera mediante la interrupción de la estimulación negativa del sistema nervioso. Se basa en aumentar la liberación de endorfinas beta, sustancias químicas que alivian el dolor y el estrés. El estrés hace que los vasos uterinos se contraigan mientras las endorfinas beta hacen que fluya más sangre hacia el útero. Esto hace que las células del endometrio proliferen rápidamente.

Por su parte, la moxibustión se basa en la quema de una hierba artemisa. La artemisa quemada se utiliza entonces en la punta de las agujas de acupuntura, ya que la aplicación de calor cura los tejidos dañados y elimina las cicatrices. La artemisa estimula el flujo de sangre hacia el área pélvica, por tanto tiene efectos positivos en el útero y el endometrio.

Masaje terapéutico en el vientre con aceite. Esta terapia de masaje con aceite es muy útil para la salud reproductiva. Se dice que ayuda a mantener el equilibrio hormonal, favorece la proliferación de las células del endometrio, fortalece el tejido uterino y aumenta la circulación en el útero.

La terapia enzimática de la fertilidad. En los casos de tejido cicatricial y adherencias en el útero, factores que adelgazan y debilitan al revestimiento endometrial, los médicos pueden sugerir la terapia enzimática de la fertilidad. En este método, las enzimas sistémicas se utilizan para romper las adherencias, reducir la inflamación, disminuir el dolor y promover la buena salud del útero. Se debe aplicar al menos 6 semanas antes de tratar de concebir, ya que la curación necesita tiempo. A menudo esta terapia se combina con la aplicación de masajes específicos para obtener mejores resultados.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "La salud reproductiva femenina y su relación con el medio ambiente". Después de leer este libro serás capaz de comprender y reconocer:

  • Los mecanismos por los cuales los tóxicos ambientales pueden afectar la reproducción femenina.
  • Trastornos de ovario, de útero y de la pubertad.
  • El papel potencial del medio ambiente en el surgimiento de trastornos reproductivos femeninos.