Saltar al contenido
ENDOMETRIO

Histerectomía en casos de Endometriosis: Lo que debes Saber

¿Te sientes muy afligida por el dolor que causa la endometriosis y has decidido someterte a una histerectomía total? ¿Tienes el deseo y la esperanza de que una histerectomía pueda aliviar la endometriosis?

¿Cómo tomar la decisión de someterse a una histerectomía?

Antes de tomar una decisión como esa, una mujer siempre debe estar segura de todo lo que implica una cirugía de este tipo. Es bueno leer libros, artículos e historias personales acerca de la histerectomía, especialmente las vivencias de mujeres con endometriosis.

Comencemos diciendo que una histerectomía no garantiza el alivio de los síntomas o de la endometriosis. Si la endometriosis no es eliminada completamente al mismo tiempo que se extraen el útero y los ovarios, entonces es posible que la enfermedad reaparezca después del procedimiento.

Es importante comprender que algunas mujeres experimentan una recurrencia de la endometriosis y de sus síntomas después de la histerectomía, sobre todo si la endometriosis no fue eliminada completamente durante la operación.

Aunque la histerectomía puede justificarse en ciertas situaciones, puede haber otras alternativas menos radicales a considerar por las mujeres con endometriosis, nunca está de más buscar una segunda opinión. Los riesgos y posibles efectos secundarios deben ser discutidos con un especialista y con otras mujeres que se han sometido a la misma. Por último, le recomendamos considerar muy bien una decisión tan radical e irreversible para su vida.

¿Qué es la histerectomía en la endometriosis?

Es la extirpación quirúrgica del útero a través de la pared abdominal o la vagina. Existen dos tipos de histerectomía, la total y la parcial.

  1. Histerectomía total o completa: se extirpa todo el útero, incluyendo el cuello uterino.
  2. Histerectomía parcial: se extirpa el útero pero el cuello uterino se mantiene intacto.

Cuando se extraen otros órganos durante la histerectomía, se aplican los siguientes términos:

  • Ooforectomía: es la eliminación de un ovario. Cuando se extirpan ambos ovarios, el procedimiento quirúrgico se llama “ooforectomía bilateral”, mientras que la eliminación de un solo ovario se llama “ooforectomía unilateral.” Cuando se extirpan ambos ovarios, la mujer experimenta la menopausia instantánea e irreversible.
    Ovariosalpingectomía: es la eliminación de una trompa de Falopio y un ovario. La ovariosalpingectomía bilateral es la extirpación de ambas trompas y los dos ovarios.
  • Ovariectomía: es otro término para la eliminación de los ovarios, puede ser total o parcial.
  • Histerectomía radical: este procedimiento quirúrgico incluye la histerectomía total (extirpación del útero y cuello uterino), además de la ovariosalpingectomía bilateral (extirpación de ambas trompas de Falopio y ambos ovarios), los ganglios linfáticos adyacentes y parte de la vagina. Este tipo de histerectomía se realiza cuando está presente el cáncer.

Métodos de histerectomía

La histerectomía se realiza de tres formas diferentes:

  1. Abdominal
  2. Por vía vaginal
  3. Laparoscopia

Histerectomía abdominal total: se realiza una incisión vertical u horizontal en la pelvis inferior y se extraen los órganos a través de la incisión. El tiempo de recuperación es generalmente más largo que con los otros métodos.

Histerectomía vaginal total: se abre la vagina y se extraen el útero y el cuello uterino a través de la abertura. Como no hay incisiones, generalmente el tiempo de recuperación es más corto.

Histerectomía vaginal asistida por laparoscopia: se trata de una histerectomía total, que combina la cirugía a través de la vagina con la laparoscopia. Al mismo tiempo el cirujano puede tratar la endometriosis a través del laparoscopio. Aunque se necesita más tiempo para llevar a cabo este procedimiento, en general se necesita una estancia hospitalaria y tiempo de recuperación menor.

Histerectomía supracervical laparoscópica: se trata de una histerectomía parcial (se mantiene el cuello uterino) realizada completamente a través del laparoscopio. Algunas de sus ventajas incluyen estancias hospitalarias y  tiempos de recuperación más cortos, se conservan las estructuras de soporte de la pelvis y no queda ninguna incisión en el extremo de la vagina, algo que puede causar dolor durante el coito.

Histerectomía supravaginal: es cuando la histerectomía parcial se realiza completamente a través de la vagina.