Todo sobre la tuberculosis genital

¿Qué es la tuberculosis genital?


La tuberculosis o TB es una bacteria que puede afectar a cualquier parte de nuestro cuerpo, pero lo más común es que afecte a los pulmones, provocando una infección conocida como tuberculosis pulmonar. En algunos casos la infección se extiende a través de la sangre hacia otras partes del cuerpo y causa infecciones secundarias en el tracto genital, la zona pélvica, los riñones, la columna vertebral y el cerebro.

Cuando la bacteria alcanza el tracto genital se produce la tuberculosis genital o TB pélvica. Esto puede afectar tanto a hombres como a mujeres, pero se destacan las infecciones en las trompas de Falopio, el útero y los ovarios. En algunos casos también daña al cuello del útero, la vagina y la vulva.

La tuberculosis genital es una causa importante de enfermedad en las trompas e infertilidad femenina.

¿Cómo se propaga la tuberculosis genital?

tuberculosis-genitalEs más probable contagiarse con la TB cuando se tiene una inmunidad pobre o se permanece mucho tiempo en contacto cercano con una persona infectada. Un breve contacto con una persona infectada mientras viajamos en autobuses o trenes, vemos una película en un cine, compartimos una comida, hablamos o damos la mano, no es suficiente para adquirir la tuberculosis.

Sólo las personas que tienen una infección activa de tuberculosis en los pulmones son infecciosas. La infección se transmite al estornudar o toser, muy parecido al resfriado común. Cuando una persona respira la bacteria, esta se instala en los pulmones y comienza a desarrollarse.

Las mujeres que tienen tuberculosis pulmonar pueden desarrollar TB genital durante cierto período de tiempo si no reciben tratamiento oportuno. La infección también puede propagarse por el contacto sexual con una persona infectada.

¿Cuáles son los síntomas de la tuberculosis genital?

La tuberculosis genital generalmente es una infección silenciosa sin síntomas aparentes, ya que las bacterias pueden permanecer latentes en el cuerpo incluso durante 10 o 20 años. Sin embargo, algunos de los síntomas a tener en cuenta incluyen:

  • Ciclo menstrual irregular
  • Dolor pélvico
  • Flujo vaginal teñido con sangre o que es persistente, abundante y descolorido
  • Sangrado después del coito
  • Infertilidad

A veces la falta de síntomas hace que sea muy difícil diagnosticar la tuberculosis genital. Dependiendo de los síntomas, un médico puede aconsejar que se hagan pruebas para confirmar el diagnóstico.

¿Cómo se trata la tuberculosis genital?

El tratamiento de la TB genital es el mismo que para la tuberculosis pulmonar o cualquier otra forma de TB. Se debe seguir un curso de antibióticos que dura alrededor de seis a ocho meses. Es muy importante completar todo el tratamiento según lo prescrito por el médico. Aunque el tratamiento puede aliviar el dolor, la fiebre o el flujo anormal, no puede reparar las trompas de Falopio si estas han sido afectadas.

Recuerde, una vez que se comience el tratamiento ya no será posible confirmar el diagnóstico de la tuberculosis porque el medicamento habrá matado a las bacterias.

¿Cómo la tuberculosis genital puede afectar mi fertilidad?

En las mujeres la tuberculosis genital o pélvica no tratada suele afectar a las trompas de Falopio, causando una obstrucción que no puede ser revertida. Si la TB se diagnostica en una etapa temprana y se trata, el daño en las trompas o el útero se puede revertir. En cambio, si se deja sin tratamiento durante mucho tiempo, puede causar daños y cicatrización permanente en las trompas de Falopio, los ovarios y el útero. Por ejemplo puede conducir a períodos escasos, irregulares o ausentes, así como a la infertilidad.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "La salud reproductiva femenina y su relación con el medio ambiente". Después de leer este libro serás capaz de comprender y reconocer:

  • Los mecanismos por los cuales los tóxicos ambientales pueden afectar la reproducción femenina.
  • Trastornos de ovario, de útero y de la pubertad.
  • El papel potencial del medio ambiente en el surgimiento de trastornos reproductivos femeninos.