pastillas endometrio

Tratamientos hormonales para la endometriosis

El estrógeno es una hormona que se produce en los ovarios. Las células que recubren el interior del útero, las células del endometrio, necesitan estrógeno para crecer y sobrevivir, pero aquellas que salen fuera del útero y causan la endometriosis también necesitan estrógeno. Básicamente el tratamiento hormonal actúa reduciendo la cantidad de estrógeno que la mujer produce, o bloqueando el efecto del estrógeno en las células endometriales. De ese modo, los parches de endometriosis disminuyen gradualmente y se pueden eliminar. Existen varias opciones. Todas ellos tienen tasas de éxito para aliviar el dolor, sin embargo, no mejoran la fertilidad.


La píldora anticonceptiva oral. La píldora no está autorizada para el tratamiento de la endometriosis, sin embargo muchas mujeres reportan alivio de sus síntomas cuando toman la píldora. Esta detiene la ovulación y por tanto reduce la cantidad de estrógeno producido por los ovarios. Los períodos se vuelven más ligeros y menos dolorosos, disminuye el dolor durante el sexo y mejora el dolor en el área pélvica.

pastillas endometrioEl sistema intrauterino (SIU). El SIU es un pequeño dispositivo plástico que se coloca en el útero y que contiene una hormona llamada levonorgestrel. El progestágeno en el SIU hace que el revestimiento del útero sea más delgado y probablemente también tenga algún efecto sobre el ovario e impida la liberación del óvulo cada mes. Además puede reducir el dolor asociado a la endometriosis y eliminar el sangrado entre períodos. Una vez puesto en marcha, puede seguir siendo eficaz para la anticoncepción y para aliviar el dolor durante un máximo de cinco años.

Análogos de la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Estos medicamentos bloquean la liberación de gonadotropinas por la glándula pituitaria, lo que reduce en gran medida la cantidad de estrógeno que producen los ovarios. Existen varias preparaciones análogas de la GnRH que incluyen la buserelina, goserelina, nafarelina, leuprorelina y triptorelina. Algunas vienen en forma de spray nasal, otras son administradas por inyección. Debido a los niveles muy bajos de estrógeno pueden ocurrir efectos secundarios, por ejemplo, sofocos, sequedad vaginal, disminución del deseo sexual, dolores de cabeza, dificultades para dormir e incluso la ausencia de la menstruación. Para poner fin a estos efectos secundarios una opción puede ser tomar una pequeña dosis de estrógeno y progestágeno como terapia de reemplazo hormonal.

Tabletas de hormona progestágeno. Estas reducen el efecto de los estrógenos en las células endometriales y hace que se reduzcan. Los progestágenos también previenen la ovulación y por tanto disminuyen el nivel de estrógeno. Dichas tabletas incluyen la noretisterona, didrogesterona y la medroxiprogesterona. Los efectos secundarios que pueden presentarse incluyen el sangrado menstrual irregular, el aumento de peso, cambios de humor y la distensión abdominal.

El danazol. Funciona principalmente mediante la reducción de la cantidad de gonadotropinas que se producen y por tanto, reducen también la cantidad de estrógeno. Los efectos secundarios que se presentan comúnmente incluyen el aumento de peso, crecimiento del cabello, acné y cambios de humor. En raras ocasiones, provocan un engrosamiento de la voz que puede ser irreversible. Por lo general, detiene los períodos menstruales.

Nota: se debe utilizar un método anticonceptivo como el condón si tienen relaciones sexuales mientras se sigue un tratamiento hormonal, ya que existe el riesgo de que los tratamientos hormonales afecten el buen desarrollo de un bebé.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "La salud reproductiva femenina y su relación con el medio ambiente". Después de leer este libro serás capaz de comprender y reconocer:

  • Los mecanismos por los cuales los tóxicos ambientales pueden afectar la reproducción femenina.
  • Trastornos de ovario, de útero y de la pubertad.
  • El papel potencial del medio ambiente en el surgimiento de trastornos reproductivos femeninos.