Síntomas y tratamientos de un endometrioma

Muchas mujeres sufren de endometriosis. Esta es una condición en la que el tejido que normalmente recubre el interior del útero, crece fuera de este. Puede causar mucho dolor e incluso infertilidad. Otra de sus consecuencias es la formación de endometriomas o quistes en el ovario, los cuales son significativamente más dolorosos que un quiste ovárico común, y más difíciles de controlar. Suelen ser más prominentes durante los años reproductivos.


¿Qué es un endometrioma ovárico?

Un endometrioma es realmente un tipo de endometriosis. Entre el 17 y 44% de las mujeres en edad reproductiva que sufren de endometriosis se ven afectadas por los endometriomas, también conocidos como quistes de chocolate. Este nombre se debe a que los quistes están llenos de un líquido marrón compuesto por sangre del tejido endometrial.

Los endometriomas provienen del revestimiento endometrial que crece fuera del útero y en los ovarios. La acumulación de este tejido forma los quistes. La condición empeora con los cambios hormonales a lo largo del ciclo menstrual. Estos quistes pueden crecer en los ovarios y reemplazar al tejido ovárico normal. A medida que se extienden, se desarrolla inflamación y dolor en la región pélvica.

endometrioma-esbozoLos endometriomas son más comunes durante los años reproductivos, así como en el ovario izquierdo. Se ha registrado que pueden crecer hasta alcanzar el tamaño de una pelota de béisbol.

Los síntomas de un endometrioma ovárico

Los síntomas de un endometrioma en su mayoría son similares a los de un quiste ovárico normal, sólo que más exagerados. Casi siempre incluyen:

  • Calambres en el abdomen y la pelvis
  • Períodos dolorosos que empeoran con el tiempo
  • Dolor en la pelvis al orinar o defecar
  • Dolor en la pelvis con el ejercicio, estiramientos o al agacharse
  • Si el ovario se tuerce y pierde su suministro de sangre, puede surgir un dolor muy intenso
  • Dolor severo, fiebre y vómitos con la rotura del quiste
  • Manchado o sangrado entre períodos
  • Flujo vaginal de color oscuro

Si una mujer presenta dolor intenso y repentino en la pelvis, debe buscar atención médica inmediata. Un quiste ovárico roto o la torsión del ovario son emergencias médicas.

¿Cómo un endometrioma ovárico puede afectar la fertilidad?

La endometriosis que crece en el ovario y forma endometriomas puede impedir que el ovario forme óvulos aptos para la fecundación. Es decir los óvulos pueden ser liberados del ovario, pero los espermatozoides no pueden penetrar sus paredes.

Por otra parte, las trompas de Falopio pueden desarrollar cicatrices debido a la endometriosis y esto interfiere con el paso de los óvulos y los espermatozoides. También puede dar lugar a un mayor riesgo de embarazo tubárico (ectópico).

Dado que la endometriosis se ve afectada por las hormonas de la reproducción, puede ocurrir una interrupción en el equilibrio hormonal. Eso a su vez puede evitar que un óvulo fertilizado se implante en la pared uterina y en consecuencia se produzca un aborto involuntario.

La incidencia de la infertilidad por endometriomas es más común en las mujeres de 25 a 40 años. Mientras más temprano se inicie el tratamiento, mejores serán las posibilidades de tener un bebé. Muchas mujeres con endometriomas pueden tener embarazos exitosos con la fertilización in vitro (FIV).

Tratamientos para un endometrioma ovárico

Los medicamentos

Si la mujer presenta síntomas de un endometrioma, su médico probablemente le dará medicamentos para controlar la endometriosis. Estos incluyen:

  • Fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para reducir la inflamación.
  • Análogos de la hormona liberadora de gonadotropina para suprimir el estrógeno.
  • Píldoras anticonceptivas para suprimir los niveles de hormonas que aumentan el crecimiento endometrial.
  • Andrógenos (Danazol) para reducir el estrógeno y el exceso de tejido endometrial.
  • Inhibidores de la aromatasa (Femara) que interrumpen la producción de estrógenos.

Intervención quirúrgica

Si un endometrioma está causando molestias graves, puede ser necesaria la extirpación quirúrgica de los ovarios (ooforectomía). Esto por lo general no se realiza durante los años reproductivos debido a su incidencia en la fertilidad.

Menos del uno por ciento de todos los quistes ováricos son cancerosos, pero aunque pequeña sí existe una probabilidad. Si un endometrioma mide más de 4 centímetros, se debe realizar una cirugía para la biopsia de malignidad. La cirugía también se indica cuando el dolor pélvico es crónico y severo.

La mayoría de los médicos optan en primer lugar por esperar y probar medicamentos. Si este método no alivia el dolor y los síntomas, pueden eliminar el quiste quirúrgicamente. En realidad esto ayuda a aumentar la fertilidad y alivia el dolor a largo plazo en mujeres jóvenes que desean tener hijos. Las posibilidades de embarazo aumentan en un 50 por ciento durante los primeros años después de la cirugía.

Riesgos de la cirugía de un endometrioma

Cuando único no se recomienda la extirpación quirúrgica de los endometriomas es en los casos de mujeres que planean utilizar la fertilización in vitro (FIV). La cirugía disminuye la producción de óvulos en en el ovario y la FIV requiere la máxima producción de huevos para su extracción. Sin embargo, el médico puede optar por eliminar el endometrioma antes de la FIV en las siguientes situaciones:

  • Se sospecha de un posible tumor maligno (cáncer)
  • Se produce dolor con los medicamentos usados para estimular la producción de óvulos
  • El endometrioma se ha roto o se ha infectado

Incluso con los riesgos sobre la fertilidad, la intervención quirúrgica sigue siendo el tratamiento principal para aliviar los síntomas con éxito. Los riesgos de la cirugía incluyen daño ovárico, rotura de quistes, aumento de la infertilidad, aumento del dolor, hemorragia e infección.

Estas cirugías tienen menos riesgos cuando se realizan cuidadosamente y se usan técnicas quirúrgicas muy conservadoras.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "La salud reproductiva femenina y su relación con el medio ambiente". Después de leer este libro serás capaz de comprender y reconocer:

  • Los mecanismos por los cuales los tóxicos ambientales pueden afectar la reproducción femenina.
  • Trastornos de ovario, de útero y de la pubertad.
  • El papel potencial del medio ambiente en el surgimiento de trastornos reproductivos femeninos.