Revestimiento uterino grueso

Existen variedad de causas que pueden conducir a un revestimiento uterino grueso, incluyendo acontecimientos comunes, tales como la menstruación o el embarazo. En algunos casos, un revestimiento del útero engrosado (endometrio grueso) puede ser causado por enfermedades dolorosas, como la hiperplasia endometrial, endometriosis y fibromas uterinos que deben mostrar síntomas que requieren atención médica.


Panorámica del revestimiento uterino grueso. Un revestimiento uterino engrosado puede ser causado por variedad de condiciones.

  • Durante el embarazo las paredes uterinas, naturalmente se espesan para acomodar al bebé. Esto permite que el cuerpo proteja al feto a medida que crece en el útero, mientras que previene que materiales infecciosos afecten al niño en crecimiento. Este revestimiento engrosado se desprende durante la menstruación, cuando el cuerpo no está embarazado.
  • Algunas mujeres ven su pared uterina 01_uteroespesarse a medida que envejecen.
  • El engrosamiento del revestimiento uterino se puede producir si sufren de problemas de endometrio, como la endometriosis. Estas enfermedades causan que las paredes uterinas lleguen a ser gruesas, lo que puede causar dolor severo.
  • Cáncer, fibromas o pólipos, también pueden hacer que las paredes del útero se espesen.
  • Algunos creen que ciertas enfermedades de transmisión sexual aumentan el desarrollo de un recubrimiento ensanchado del útero, pero estas afirmaciones son en gran parte infundadas.

Condiciones médicas detrás de un endometrio grueso

Hiperplasia endometrial. La hiperplasia endometrial provoca un engrosamiento anormal del endometrio en su preparación para el embarazo. Si el cuerpo no está embarazado tratará de arrojar el exceso de revestimiento. En la mayoría de los casos esta condición no es cancerosa, y se desarrolla en las mujeres que se acercan a la menopausia, pero otras condiciones pueden causar que esta condición aparezca.

Endometriosis. La endometriosis es una condición dolorosa que causa que el tejido del endometrio, crezca fuera del útero. Este tejido desplazado se espesa, se descompone y luego es arrojado a lo largo del ciclo menstrual como el tejido normal dentro del útero. Debido a que no está en la ubicación adecuada para ser eliminado del cuerpo, este exceso de tejido puede quedar atrapado, causando irritación, tejido de cicatriz o adhesiones que se pueden unir los órganos adjuntos. Esto puede afectar  la fertilidad y causar dolor severo.

Fibroma uterino. Los fibromas uterinos suelen aparecer durante la edad fértil, provocando una masa gomosa y firme que aparece y crece en el útero. Estos pueden encogerse durante el embarazo, el período de crecimiento y presencia en los órganos reproductivos tienden a variar. Nada menos que 3 de cada 4 mujeres experimentan fibromas durante su vida, aunque estos rara vez representan un riesgo adicional, como el cáncer. Su médico le suele detectar los miomas durante un examen pélvico de rutina.

libro-salud-reprodIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "La salud reproductiva femenina y su relación con el medio ambiente". Después de leer este libro serás capaz de comprender y reconocer:

  • Los mecanismos por los cuales los tóxicos ambientales pueden afectar la reproducción femenina.
  • Trastornos de ovario, de útero y de la pubertad.
  • El papel potencial del medio ambiente en el surgimiento de trastornos reproductivos femeninos.